Cierre de Talleres de Artes y oficios 2018

  • Los Talleres de Artes y Oficio 2018 de la Comunidad de Aprendizaje Vínculos Chiloé, finalizaron la semana pasada (martes 13 de noviembre) con una exposición de más de 20 trabajos realizados durante el semestre por los estudiantes, en el marco de la modalidad de aprendizaje ‘Metodología por proyectos’.
  • Los talleres realizados este año fueron Taller de Textil en Telar (Lana), Taller de Orfebrería y Taller de Madera Nativa. El objetivo de este espacio, fue conocer y comprender la cultura e historia local y universal de los oficios. De este modo, comprender y asimilar la importancia de los oficios en la historia y desarrollo social, económico y patrimonial del Archipiélago de Chiloé.
  • A su vez, los talleres independiente del oficio, buscaron también trabajar habilidades transversales, las cuales contribuyen a potenciar el trabajo metódico, pausado, la paciencia, la capacidad de comenzar y finalizar un proyecto, además la resolución de los problemas prácticos. “Estas son habilidades superiores y transversales que van más allá de la técnica propiamente tal, pero que refuerzan, además de la creatividad, la confianza, la autoestima escolar y la capacidad de materializar su imaginario propio” según afirma Catalina Ibáñez, artesana, profesora de artes visuales y coordinadora del área.

 

        

En el contexto actual, en el cual la sociedad cada día va fragmentando su cultura, olvidando su pasado, y luchando por sobrevivir, en un violento sistema neoliberal, el cual va coartando la posibilidad que las Artes y Oficios ancestrales existentes en el territorio puedan coexistir, dejándolos al olvido y a merced del inexorable paso del tiempo.  Es por esto, que la Comunidad de Aprendizaje Vínculos Chiloé ha venido impulsando la recuperación y práctica  de las Artes y de los Oficios. De esta manera contribuir a rescatar,  valorar y transmitir  hacia la comunidad  la práctica de dichos saberes culturales propios de esta tierra.

La  propuesta de Talleres de Artes y Oficio 2018 de la Comunidad de Aprendizaje  Vínculos Chiloé,  finalizó la semana pasada con una exposición por parte de los propios alumnos acerca de los trabajos investigados y realizados.  Para llevar a cabo esto, es menester explicar cómo se gestó esta iniciativa. Los Talleres de Artes y Oficios 2018 se dividieron en tres: Taller de Textil en Telar (Lana), de Orfebrería y de Madera Nativa, los cuales comprenden los distintos ámbitos de los saberes propios de la cultura del territorio de Chiloé.

Para llevar a cabo esta innovadora propuesta, se debió gestionar el currículum de modo que, impartiéndose una base común de cada asignatura, se desarrolló también, en todas ellas, módulos articulados con cada oficio (Lana, Madera, Orfebrería). De esta manera, se analizan los contenidos teóricos en las asignaturas, relacionándolos con ejercicios prácticos para así entregar una base  que permita alcanzar los significados que necesitan los estudiantes para un buen logro del taller.

 

         

Metodología y ‘praxis’ de trabajo

Los Talleres tienen una pertinencia con la tradición Chilota. Las y los maestros artesanos poseen vasta trayectoria y experiencia en sus áreas. Ellos, en coordinación con la Comunidad de Aprendizaje, impulsan el objetivo principal de conocer y comprender la cultura e historia local y universal de los oficios. De este modo, comprender la importancia de los oficios en la historia y desarrollo social, económico y patrimonial del Archipiélago de Chiloé.

Los talleres forman parte de la planificación de la jornada normal de trabajo. Éstos se impartieron dos veces por semana, con un total de 4 horas cronológicas cada uno. Los y las aprendices participan del taller de su elección, en el cual se formaron en la práctica concreta del oficio.

Es fundamental la relación entre los/las maestros/as y los conocimientos que, desde cada sector pueden aportar éstos/as. Catalina Ibáñez, coordinadora de los Talleres explica que estos tienen distintos objetivos, algunos propios de cada rama específica, y otros transversales en cuánto a las habilidades que entrega el trabajo y práctica del oficio, como por ejemplo “la resiliencia, el trabajo metódico, pausado, la paciencia, la capacidad de finalizar sus proyectos, la resolución de los problemas prácticos, el trabajo en equipo y colaborativo.

Estas son habilidades superiores y transversales que van más allá de la técnica propiamente tal, pero que si se refuerza en el taller, además de la creatividad, la confianza, la autoestima escolar y la capacidad de materializar su imaginario propio.  Con dicha articulación entre las clases y los talleres, lo que se pretendió es que el estudiante desarrollara el pensamiento crítico y creativo por medio de, en primer lugar, la exploración cognitiva, para luego adentrarse en una exploración material y creativa, aclara la maestra, Javiera Ibañez.

 

 

Historias con Oficios: La Gaviota de Luz

Luz Vargas Maldonado de 46 años, es alumna de cuarto medio de la Comunidad de Aprendizaje Vínculos Chiloé. Participó del taller de Textil en Lana, investigando el tema ‘Movimientos literarios del siglo XX: Criollismo, indigenismo, naturalismo’. “Empecé a investigar y me di cuenta de que cada concepto con los que trabajé, se encontraban entrelazados unos de otras. “Era como que si todo saliera de la misma raíz”, asegura.

La estudiante explicó cómo fue que lograron crear las obras expuestas, “durante el transcurso de los talleres, discutimos bastante en clases, dialogábamos respecto a las  distintas apreciaciones que cada uno tenía de su tema. La maestra Alejandra Soto del taller de Lana, nos preguntaba constantemente: – ya, ¿y cómo esto lo pueden llevar a un tejido?”.

Fue  producto de esas reflexiones que entendió  lo que la maestra quería comunicarles, “era cómo sentía cada uno el tema, y por ende de qué forma poder expresarlo artísticamente”, afirma Luz. “Partí dibujando lo que investigaba, y todo me hacía alusión a la gente del campo. A nuestros antepasados, a nuestras raíces.  Entonces fue como que todo lo relacioné.

Lo anterior la llevo a la  inspiración,  a crear un bordado de lana con  la silueta de una gaviota, debido a qué “esta ave siempre ha estado presente en nuestra historia independiente de la época, es parte de nuestra identidad” concluye.

 

La aspiración de la casa propia

Matías Navarro de 19 años junto con Diego Díaz de 20 años, son alumnos de cuarto medio de la Comunidad de Aprendizaje Vínculos Chiloé. Participaron del taller de Orfebrería en el que abordaron la vivienda en Chiloé.  Matías asegura que comenzaron a buscar información y lo que más encontraron fueron cifras y datos cuantitativos, los cuales no contribuían del todo a la inspiración y expresión artística. Le plantearon ésta problemática a su maestra del taller, con la cual decidieron abordar el tema con un enfoque “más social” en base a un análisis hermenéutico en donde las primeras y segundas lecturas e  interpretaciones  respecto al tema en cuestión dieran paso a la construcción de la obra en metales.

La dupla de estudiantes, mediante su trabajo, quiso visualizar los costos sociales que trae consigo el exceso de trabajo para cumplir los objetivos y metas impuestas por el statu quo:   “En Chile siempre a lo que más se aspira como obrero (y todas esas huevadas civilizadas) es tener tu casa propia, tener un buen trabajo.  Entonces todos huevean y sufren por trabajar por su casa propia, y se empiezan a olvidar de las cosas más importantes, como la salud mental, las condiciones de vida, el tiempo en familia. Después no saben por qué están en la mierda, no se lo explican. Cuando la respuesta es obvia” asegura Matías.

-Oye, pero la casa, está bien, es una aspiración, pero a la vez también es una necesidad básica para poder vivir…

“Sí, pero no puedes basar tu vida en eso y darte cuenta lo mal que te puede  hacer una aspiración. No puedes estar toda la semana trabajando, para luego ´hacerte cagar tomando’ y borrar tu conciencia. No pensar en invertir tu tiempo libre en un ocio productivo, como ver una película, relajarse, pasear, pasarlo bien  buscando la reflexión, no sólo ir a autodestruirte”.

En lo referente a su obra, esta representa una casa chilota deteriorada, o la aspiración de cumplir con ‘la casa propia’. A su vez,  estaba siendo conducida o arrastrada por un humano que la tiraba con una cadena sujeta desde su cuello.  Para esto trabajaron en metales de bronce cobre y alambre, usando técnicas de calado y soldadura los cuales fueron practicados a durante el paso del año.

El peso de la dictadura

Tamara Alvarado de 18 años y José Luis Andrade de 20 años. Son alumnos de segundo medio de la jornada de la tarde de la Comunidad de Aprendizaje Vínculos Chiloé. Ellos investigaron el tema de ‘La influencia de la dictadura en el cine y el teatro chileno’ para así crear una pieza en el taller de Madera.

Tamara y José plasmaron una obra en la cual crearon una claqueta que tiene alambre de púas. “Eso representaba la dictadura, la parte más baja representó el exilió afirman los estudiantes.  Esta pareja comenta que para llegar a esta obra física, primera tuvieron que trabajar la madera. Partiendo por Lijar la tabla, sacarle la maleza,  luego diseñaron que querían representar.  Como aprendizaje, afirmar los estudiantes, “aprendimos bastante durante el desarrollo de este taller, a trabajar en grupo, a superar las ansiedades y los nervios y buscar la tranquilidad para poder exponer y disertar los trabajos o ideas frente a los demás compañeros”.

Los estudiantes de Vínculos Chiloé añaden que mediante el desarrollo de este taller y el repaso de varias obras que trataban respecto al proceso de dictadura en Chile, “nos dimos cuenta que fue para mejorar el término de la dictadura” Por ejemplo con películas como ‘No’, o ‘llueve sobre Santiago’,  pudimos enterarnos y dimensionar la  represión,  el exilio, las muertes; y varias problemáticas que atravesó el país, y que fueron representados en el cine y el teatro Chileno.

Imágenes de las obras de los talleres de Artes y Oficios 2019: