Redes sociales
  • En categoría de Cuentos y Crónicas  el Concurso “Ausente Señorita” recoge las experiencias de los habitantes del archipiélago de Chiloé  sobre exclusión educativa, pobreza,  falta de oportunidades, carencias afectivas y abandonos, responsabilidades a tempranas edades, entre otros múltiples factores intra y extra escuela, que han determinado, también,  la interrupción de las trayectorias educativas de 5 millones de Chilenos y chilenas.
  • Dichas temáticas son el centro de inspiración de los más de 70 trabajos que llegaron ante la convocatoria al concurso literario gestado por la Comunidad de Aprendizaje Vínculos Chiloé en el 2017.

De izquierda a derecha, Mario Contreras (Poeta y Jurado), Matías Navarro (ganador Cuento), Lucia Haydeé Yañez (ganadora Crónica)

El día jueves 25 de octubre, en las dependencias de la Biblioteca Pública de Castro, se celebró el lanzamiento oficial del libro titulado “Ausente Señorita”  impulsado por La Corporación Educacional Comunidad de Aprendizaje Vínculos Chiloé . El objetivo del concurso de cuento y crónica de crear esta iniciativa fue rescatar y conocer de primera fuente las frustraciones, los sueños, la discriminación, la falta de oportunidades que han sufrido aquellas personas del Archipiélago de Chiloé que teniendo que haber suspendido sus estudios han vivido la experiencia de la exclusión educativa.

A la cita acudieron más de 50 vecinos de la comunidad interesados en la creacion cultural de carácter local, quienes escucharon la lectura de los cuentos ganadores de la voz de sus autores. Además, se constó con la presencia del destacado poeta, historiador y cronista Chilote Mario Contreras, quien también fue jurado del concurso.  Mario catalogó la ocasión como una “excelente oportunidad para posicionar la cultura, incentivar la lectura y promover la escritura como medio de autoconocimiento, autoayuda. Usarla para estar más despierto frente a esta sociedad del consumismo salvaje que nos anestesia cada día más”.

Esta obra literaria es el resultado de las Escuelas de Reingreso, impulsados por el Mineduc a través de la Unidad de Inclusión y Diversidad durante el año 2017, la que ha asumido en conjunto con la Red de Trayectorias Educativas, red de organizaciones de la sociedad civil que funciona a nivel nacional, entre quienes se buscaba abordar la invisible realidad de cerca de 100 mil jóvenes que cada año abandonan el sistema educacional y de los más de 5 millones de Chilenas y chilenos que no han terminado sus estudios por circunstancias tales como: la pobreza, el cuidado de hermanas y hermanos, el cuidado de familiares enfermos, el trabajo en el hogar, el embarazo precoz, entre otros factores según  las cifras de la encuesta Casen (2013-2015) y preliminarmente, sabemos que se ratifican dichas cifras en la Casen 2017, afirma la Directora de la Corporación,  Patricia Flores Gallardo.

Más de 50 asistentes tuvo la función desarrollada en las dependencias de la Biblioteca Pública de Castro (@BibdeCastro)

 

De vuelta a clases

-Es triste escuchar que te digan: “¿Cómo gente vieja decide comenzar a estudiar?”,¿”Por qué no estudiaron en su tiempo”, “La flojera no los dejó avanzar”, sin preguntar los motivos de por qué tus estudios no pudiste terminar. En esa época las necesidades de mi entorno eran diferentes. Los estudios de mi hermana menor fueron mi prioridad y para eso había que trabajar. No había muchas alternativas en el campo para elegir o buscar. (Ausente Señorita, Pág. 57)

Lucia Haydeé Yáñez Marín es Castreña y madre de dos hijas. Actualmente  estudiante del Cecal de Castro. A sus 51 años está a punto de finalizar cuarto medio, y asegura que “su deseo de aprender” la motivó a escribir la crónica titulada  “De vuelta a Clases” en donde  relata su experiencia del cómo fue volver a la educación media luego de más de 40 años de interrupción escolar.

Lucía, fue una de las/los tres ganadoras/es en el género ‘Crónica’, comenta que al comienzo tuvo un poco de pudor asistir a las clases,  además de costarle  recordar los contenidos por un problema neurológico. “Siempre quise terminar mis estudios, pero había factores como el cuidado de mis hijas, o el desarrollo de enfermedades fueron postergando mi sueño. Ahora a mis 50, tuve la oportunidad y la aproveché. Entendí que nada es imposible, si uno echa a la espalda la vergüenza, todo se puede lograr. Sabía que tenía que ponerle todas las ganas porque yo quería cumplir mi meta”.

Acción, confusión y reacción 

Martes 2 de septiembre

Eran las 8 de la mañana; estaba sentado en clases cuando llegó la directora con las manos atrás y a paso acelerado, a la siga como siempre el inspector general. Todo el acto parecía sacado de un regimiento. Era casi cómico, como si fuese broma.

Con la voz firme nos decía:

–¡Cabros de mierda! ¡¿Cuándo van aprender a obedecer, cuando  se van a sacar esa idea hueona’ de que son distintos?! ¡Sólo son simples ratas; destinadas a trabajar!

Todo esto disfrazado de un lenguaje mínimamente educado. Nos informó también que instalarían cámaras de seguridad al interior del edificio y alambres de púas en las rejas.Yo estaba sorprendido; nadie se había molestado; definitivamente los celulares o la tele les achicharraron el cerebro.

Matías Navarro, alias ‘W.T’, viste zapatos y ropa negra, apretada, algunas  prendas tajadas, combinada de una camisa de mezclilla y dos expansiones –una en cada oreja- acompañado de un peinado estilo ‘mohicano’ con un leve toque de decoloración. Estudiante de la Comunidad de Aprendizaje Vínculos Chiloé este joven de 20 años y de apariencia Punky afirma que su cuento “tiene un poco de ficción” pero está basado en su experiencia en la escuela tradicional, la cual  oprime al estudiante con una relación vertical, donde el alumno está muy por debajo del educador (docente o co-docente).

El joven Punky afirma que el lanzamiento de Ausente señorita sirvió de instancia para visibilizar las historias de vulnerabilidad social-cultural y económicas que aquejan a muchas personas ‘invisivilizadas’ por la sociedad; además también, de expresar el talento que se puede tener para escribir cuando los problemas familiares, personales y los que le generaba su anterior escuela lo aislaron de las aulas y lo llevaron a ‘tomarse un año’.

“Esto sirvió para taparle la boca a los intelectuales que se creen elevados o seres superiores; creo que todos podemos con las ganas, lograr nuestras metas, primero sacándonos las ideas negativas de la cabeza,  “yo no sé porque no fui a la universidad” es una mierda eso. Cuando le ponemos dedicación y cariño, las cosas resultan. Bueno, no sé si en este caso lo hice, para ser sinceros, y  esbozando una  leve sonrisa afirma: “escribí el cuento la noche anterior”, el primer lugar de la categoría Cuentos.

El autodidacta dibujante y escritor de oficio, señala que es muy importante que cualquier persona que le guste algo, lo haga sin esperar nada a cambio. “No veo porqué tener que ser escritor para poder vender tus libros. A este arte de escribir, no lo veo un sentido más allá que el de querer sacarte la mierda que puedes tener presionándote el pecho. Sólo eso creo que importa”, finaliza.

El nombre “Ausente Señorita”, rinde un homenaje  a la investigación de la historiadora nacional y doctora  María Angélica Illanes, quien en el libro “Ausente Señorita” publicado en los años 90, recoge la historia de  la educación “para pobres” de gran parte del siglo XX en nuestro país.

Los espectadores

Luego de haber sido leídas las obras premiadas, se les brindó un caluroso aplauso en medio de un “contexto familiar y alegre”, según comentaron los asistentes al lanzamiento, en donde se generó el espacio para intercambiar palabras con el público, de los cuales muchos eran ex alumnos de Vínculos Chiloé, otros usuarios de las comunidades terapéuticas, y el resto vecinos en general, quienes salieron contentos y agradecidos de la instancia.

Así lo comentó Cristina Franken, Cuenta Cuentos,  narrador oral y espectador de la actividad, quien afirmó que se enteró de la actividad por medio de las redes sociales. Le pareció tremendamente atractiva, por lo que se dio el tiempo de asistir. Recalcó la importancia de esta obra literaria, “de transmitir historias,  sacarlas del olimpo como diría Nicanor,  y traerlas al lenguaje cotidiano de las personas que en su momento no pudieron completar sus estudios, pero sin embargo, ahora están ejerciendo su derecho.

Cabe destacar que a mediados de noviembre será el segundo lanzamiento del libro “Ausente Señorita”, en la comuna de Puqueldón, debido a que casi el 50% de los trabajos recibidos son de esa comuna, la cual desde el 2015 cuenta con educación de enseñanza media, entregada por la Comunidad de Aprendizaje Vínculos Chiloé “Anexo Lemuy”.